T R I B I E S S
01.
Lava la ropa de tu bebé
antes de usarla.

La piel de tu bebé es extremadamente sensible al nacer, así que lava la primera ropa que vas a ponerle para eliminar cualquier tipo de sustancia que pueda ser agresiva. Te aconsejamos lavar las prendas a mano, las primeras dos o tres veces, para evitar que se encoja.

02.
Usa detergentes neutros
y evita suavizantes.

No sirve de mucho vestir a tu bebé con el mejor tejido para su piel si lavas las prendas con detergentes y suavizantes con agentes químicos. Usa detergentes neutros e hipoalergénicos que cuiden tus prendas y ayuden a prevenir posibles reacciones dermatológicas.

03.
Lava a bajas
temperaturas.

El lavado a bajas temperaturas es más delicado con las prendas, no las encoge, ayuda a mantener los colores y consume menos energía reduciendo las emisiones de CO2. No te aconsejamos lavar nuestra ropa a más de 40º, sobretodo las primeras veces. Si hay manchas que se resisten, prueba a quitarlas a mano antes de poner la prenda en la lavadora.

04.
Tiende
al aire libre.

La secadora consume mucha energía, desgasta el tejido de las prendas y puede que las encoja. Tiende tu ropa al aire libre, deja que se seque con el aire y el sol (aunque no las expongas a su luz directa durante demasiado tiempo). Si las tiendes dentro de casa, abre las ventanas para reducir la humedad en el ambiente.

05.
¡Dale la vuelta!

Dar la vuelta a las prendas las mantiene como nuevas durante más tiempo. Es una manera de proteger el color y evitar el desgaste de los tejidos.

06.
Nuestros tejidos.

Al igual que nuestro algodón, debes lavar nuestras prendas Smartcel™ Sensitive y SeaCell™ a baja temperatura y si puedes, aun mejor con agua fría. No uses la secadora para estas prendas ni tampoco las laves en seco. Es importante, podrías echarlas a perder. También como en el caso del algodón, es mejor que no uses suavizantes y que en especial, uses detergentes neutros que cuiden y respeten la piel de tu bebé.

07.
Cuida tu lavadora.

Las lavadoras se ensucian! Lavamos un montón de ropa sucia en ella, así que es lógico. Un buen truco para mantener la vida de tu lavadora es que hagas un lavado a 60º con la lavadora vacía. Y mejor aún si le añades un chorrito de vinagre blanco.

Recuerda llenar la lavadora cuando hagas la colada. Si la lavadora no está llena, tus prendas sufren un mayor desgaste, pero si la sobrecargas, puede que tus prendas no se laven bien. Sólo se trata de ser consciente en usar bien los recursos de agua y energía de los que disponemos.

08.
Cuida tus accesorios.

Limpiar tus accesorios con un paño de algodón, un cepillo suave o un detergente neutro, puede ayudarte a cuidarlos y reducir el impacto. Siempre que sea posible, busca productos de limpieza respetuosos con el medioambiente.

09.
Upcycle.

Una vez que ya no utilices tus prendas, dónalas a alguien que creas que las pueda usar y disfrutar. Si no tienes a nadie en la cabeza, háznoslas llegar y les daremos un segundo o tercer uso.

Quizás
te interese
Lista de deseos Contáctanos.
Inicia la sesión primero
Inicia la sesión primero

Your cart

There are no more items in your cart