T R I B I E S S

Cuida
tu ropa.

Cuidar de tus prendas es la mejor manera de alargar su vida útil. Como cada producto necesita de unos cuidados específicos de lavado y limpieza, es importante fijarse en los símbolos que aparecen en las etiquetas y en la opción COMPOSICIÓN Y CUIDADO que encontrarás en cada uno de los artículos en nuestra tienda online.

Aun así, con esta GUÍA PARA EL CUIDADO DE LA ROPA queremos ayudarte a extender la vida de tus prendas y a reducir el impacto medioambiental de los procesos de cuidado. Con ella podrás disminuir el desgaste de la ropa y la cantidad de agua y energía que consumes al lavar, secar y cuidar de tus prendas.

LAVA LA ROPA DE TU BEBÉ
ANTES DE USARLA.

La piel de tu bebé es extremadamente sensible al nacer, así que lava la primera ropa que vas a ponerle para eliminar cualquier tipo de sustancia que pueda ser agresiva. Te aconsejamos lavar las prendas a mano la primera vez para evitar que encoja.

USA DETERGENTES NEUTROS
Y EVITA SUAVIZANTES.

Si usas los mejores tejidos para vestir a tu bebé debes lavar las prendas las prendas con detergentes y suavizantes respetuosos para la piel y para el planea. evita suavizantes y detergentes con agentes químicos y usa detergentes neutros e hipoalergénicos que cuiden tus prendas y ayuden a prevenir posibles reacciones dermatológicas.

TIENDE
LA ROPA.

La secadora consume mucha energía. Colgar la ropa, en lugar de utilizar la secadora, ayuda a cuidar de tus prendas ya que reduce el desgaste de los tejidos, produce menos arrugas, no encoge la ropa, evita el pilling y, además, no consume energía.

AIREA
TU ROPA.

Cuelga tu ropa al aire libre para ventilarla. El lavado de la ropa es un proceso que desgasta poco a poco los tejidos al mismo tiempo que consume agua y energía. A veces sólo necesitas ventilar las prendas o pasarles un cepillo para que estén como nuevas.

LAVADORAS LLENAS
Y A BAJAS TEMPERATURAS.

Cada lavado consume agua y energía; llenando la lavadora, se reducen los lavados y las prendas se desgastan menos. Evita sobrecargarla para obtener un buen resultado. Además, el lavado a bajas temperaturas es más delicado con las prendas, no las encoge, ayuda a mantener los colores y consume menos energía.

PILLING.

El piling es la formación de pequeñas bolitas en fibras como la lana o el algodón. Es fácil que aparezca pero no es un motivo para descartar una prenda. Puedes reducir su formación dando la vuelta a la ropa antes de lavarla o eliminarlo usando un quitapelusas eléctrico.

CENTRIFUGADOS
SUAVES.

Usa un programa de centrifugado suave al lavar tus prendas. Los centrifugados suaves reducen el peeling ayudándote a cuidar de tus prendas y reduciendo así su impacto medioambiental ya que disminuyen la liberación de microfibras.

DA LA VUELTA
A TUS PRENDAS.

Para reducir el desgaste de las prendas en el proceso de lavado puedes darles la vuelta, así ayudarás a mantener los colores y a proteger los tejidos manteniendo la calidad original de la prenda.

REPARA.

Para alargar la vida útil de tu ropa, puedes optar por hacer pequeños arreglos en casa, como coser botones, arreglar costuras o pequeños agujeros. Si no puedes hacerlo por ti mismo, acude a un profesional.

CUIDA
TU LAVADORA.

Las lavadoras se ensucian! Lavamos un montón de ropa sucia en ella, así que es lógico. Un buen truco para mantener la vida de tu lavadora es que hagas un lavado a 60º con la lavadora vacía. Y mejor aún si le añades un chorrito de vinagre blanco.

HAZLO
CON CARIÑO.

Nuestras prendas hechas de fibras de bambú, SeaCell™ o Smartcell™ Sensitive requieren cuidados de lavado similares a los del algodón. Se trata de fibras que repelen los ácaros y la suciedad, así que es probable que se ensucien menos o que las manchas se te resistan menos si las lavas previamente a mano. No uses la secadora para estas prendas ni tampoco las laves en seco.

POR ÚLTIMO,
RECICLA

Una vez que ya no utilices tus prendas, no las tires, puedes donarlas y darles una nueva vida. Si no sabes qué hacer con ellas, envíanoslas y las trataremos en nuestro programa de reciclaje.

ALGODÓN ORGÁNICO

Las prendas hechas con algodón pueden lavarse con los procedimientos convencionales siguiendo siempre los símbolos e indicaciones que aparecen en la etiqueta. Tienden al encogimiento por encima de 30º y pueden desarrollar pilling con el desgaste.

LYOCELL®

Es una fibra natural de origen celulósico. Ofrece una combinación excepcional: suave, fuerte, fresco, absorbente y que genera poco pilling. No se arruga fácilmente ni encoge, pero recomendamos plancharlo a baja temperatura.

BAMBÚ

Tiene un alto grado de absorción de humedad que la hace flexible y con un gran poder aislante y de protección contra el frío y el calor. Las prendas confeccionadas con bamboo no se arrugan fácilmente, pueden lavarse con agua fría y pueden plancharse a bajas temperaturas.

DESTEÑIDOS

La mayoría de nuestras prendas están hechas con tejidos sin tintar ni blanquear. Empleamos procesos no-tóxicos en el tintado de las prendas en color y no deberían desteñir junto a colores claros, pero aun así, recomendamos separarlas siempre de la ropa clara.

Contáctanos.
Inicia la sesión primero

Your cart

There are no more items in your cart